YOGA POSTURAS PRIMER GRUPO

ASANAS PRIMER GRUPO

Principalmente la columna vertebral adquiere mayor flexibilidad y elasticidad. Los órganos abdominales que reciben un fuerte masaje. Además, ayuda a curar la dispepsia, constipación, ictericia y obesidad. Ayuda a corregir el hígado y el bazo agrandados y congestionados, así como a los riñones y suprarrenales inactivos. Fortalece los músculos externos y los profundos de la espalda.

Ayuda a la circulación de la sangre en los cartílagos vertebrales. Da masaje al sistema simpático; previene el lumbago y reumatismo muscular. Reduce la acumulación de grasas en las coyunturas y limpia las vértebras, evitando su osificación.

Estimula el apetito al aumentar los jugos gástricos. Combate el estreñimiento, la indigestión y el asma.

Favorece, por todo ello, el rejuvenecimiento orgánico y el bienestar mental. Ayuda a construir la autoconfianza y la perseverancia.

Atención mental: en la base de la columna vertebral y órganos abdominales de acuerdo al lado que corresponda.

PASCIMOTTANÂSANA (Postura de la extensión de la espalda)

Es considerada como una de las cuatro asanas clásicas. Excelente para los órganos abdominales. Ayuda a la correcta digestión.

Estimula las funciones del estómago, hígado, bazo, riñones e intestinos. Elimina los residuos gástricos y parásitos intestinales. Previene la constipación y el catarro intestinal. El esfuerzo que realizan los músculos laterales los fortalece y ayuda a desarrollar una cadera bien proporcionada. Vigoriza el recto y los músculos abdominales laterales por encontrarse éstos contraídos al máximo. Cura las hemorroides y la diabetes. Reduce la adiposidad. Los órganos sexuales, recto, próstata, útero y vejiga, junto con todos los nervios, son abundantemente abastecidos de sangre. Las vértebras se estiran la máximo, lo que previene la formación de grasa entre cada una de ellas, o sea su osificación, flexibilizando la columna vertebral. Cura la gastritis y la dispepsia. Algunos Yoghis se refieren a esta asana como la “Fuente de la Vida”.

Atención mental: columna vertebral y órganos abdominales.

JANYÂSANA (Postura en que se retiene la rodilla)

Postura en que se retine la rodilla. Elimina en forma eficaz los gases malignos que perjudican al organismo. Alivia el dolor de espalda y el estreñimiento. Estimula los órganos sexuales. Facilita el control de la energía sexual.

Atención Mental: Órganos abdominales, de acuerdo al lado que corresponda.

PAVANAMUKTÂSANA

Otorga los mismos beneficios que Janyâsana. Aumenta únicamente la presión sobre las vértebras cervicales. Evita el estreñimiento. Fortalece el cuello y la columna vertebral. Beneficia las vértebras lumbares. Refuerza la voluntad y da serenidad y equilibrio.

Atención Mental: Nunca o en la región abdominal.

HALÂSANA (Postura del arado)

En esta postura el cerebro se relaja. Masajea la tiroides y la paratiroides da elasticidad a la columna vertebral y especialmente a los músculos de la espalda y el cuello. Tonifica la médula espinal. Cura el hígado y el bazo agrandados, así como cierto tipo de diabetes, neuralgia, reumatismo muscular, indigestión, estreñimiento y obesidad. Irriga los espacios intervertebrales. Quema y desaloja grasa. Proporciona una contracción y fortalecimiento de los órganos abdominales. Cura dolor de músculos, lumbago, torceduras de cuello, artritis. Cura la descalcificación. Evita el surgimiento de enfermedades nerviosas; mejora el metabolismo. Aporta mayor cantidad de sangre a la cabeza, y por lo tanto, a las neuronas, el cuero cabelludo y la cara, evitando la formación de arrugas, caspa y caída de cabello. Es útil para los órganos genitales externos e internos. Es correctiva de la posición de pie. Ayuda a restaurar la condición normal de la columna vertebral en caso de cualquier dislocación vertebral. Perfecciona la simetría corporal. Estimula la actividad cerebral y cura desórdenes relacionados por la anemia. Hace desaparecer los dolores de cabeza.

Atención Mental: Glándula tiroides (en el centro de la garganta).

SUPTAKONÂSANA (Postura del ángulo)

-Variante de Halâsana- El estiramiento de la columna vertebral y la presión aumentan. Se obtienen los mismos beneficios que con la postura anterior. Además de ellos, favorece la contracción de los músculos abdominales y fortalece las piernas.

Atención Mental: Continúa en la glándula tiroides.

KARNAPIDÂSANA (Postura de la presión de los oídos)

Mismos beneficios que en las posturas anteriores a nivel de la tiroides y columna vertebral. Además se acentúa el estiramiento de los músculos posteriores del cuello y de la espalda.

Descongestiona los órganos abdominales, ayudando sobre todo al hígado y al páncreas. Combate el estreñimiento y es reposante para el corazón y las piernas. Los sentidos quedan cerrados frente a cualquier distracción externa, por consiguiente, el cuerpo se relaja.

Atención Mental: Glándula tiroides.

SALAMBA SARVANGÂSANA (Postura de todo el cuerpo apoyado)

Es la madre o la reina de todas las posturas porque calma y alimenta todo el cuerpo. Al descansar el cuerpo sobre los hombres. La sangre llega perfectamente a la parte superior de los pulmones, el cerebro y el cuello; sin embargo, mediante la presión sobre las arterias del cuello se evita la entrada violenta de la sangre a la cabeza. Se nutren la tiroides, amígdalas, oído, hilum y timo. Los músculos faciales se proveen de sangre fresca y se rejuvenecen. También los nervios ópticos se tonifican. Esta asana brinda un descanso al corazón, pues la sangre cae por su propio peso a la cabeza y los órganos del tórax. Evita venas varicosas, hemorroides y reduce la presión sanguínea de los órganos sexuales. Fortalece los músculos de los muslos y los abdominales. Evita la obesidad, constipación y la congestión del hígado y del bazo. Irriga de sangre en abundancia las raíces de los nervios de la columna vertebral. Mejora la función de la glándula tiroides y aumenta los jugos gástricos.

(Variante para el segundo grupo): Igual postura, sólo que aquí las plantas de los pies permanecen unidas y los dedos gruesos se separan hacia los lados. Se procura no separar las rodillas.

Atención Mental: En lo profundo del entrecejo.

VIPARÎTAKARANIMUDRA

En general, da los mismos beneficios que Sarvangasana. Incrementa la irrigación sanguínea en miembros inferiores, órganos abdominales, sexuales y tiroides. Fortalece el corazón y ayuda a curar las afecciones pulmonares, especialmente las asmáticas. Favorece el rejuvenecimiento. Mejora las cualidades mentales. tiroides).

Atención Mental: Regresa al centro de la garganta (glándula tiroides).

MATASYÂSANA (Postura del Pez)

Remueve las tensiones de la región cervical y lumbar, así como de los músculos de los hombros. Incrementa la circulación en dichas pareas. Fortalece la tiroides y la paratiroides. Elimina la tensión y calambres del cuello y hombros generados por sarvangâsana. La cavidad pectoral se expande a su máxima capacidad y los pulmones reciben bastante aire. Ayuda a prevenir el asma y cura las bronquitis crónicas. Ayuda a curar la joroba y la deformación del pecho por raquitismo. Flexibiliza la columna vertebral.

Atención Mental: Columna vertebral.

ARDHAPADMÂSANA (Postura del Medio Loto)

Asana de meditación, genera un estado de armonía y equilibrio. Equilibra el sistema nervioso. Es benéfica para los órganos genitales, los riñones, las suprarrenales y el colon. Moviliza las articulaciones de las rodillas y de las caderas.

Atención Mental: Columna vertebral o el corazón.

PADMÂSANA (Postura del Loto)

Asana clásica de meditación que genera armonía y equilibrio. Ayuda a eliminar el reumatismo. Fortalece los músculos de las piernas y en especial, de los muslos. Ayuda al mejor funcionamiento del corazón y la circulación sanguínea. Cura fiebres y enfermedades de la piel. Ayuda a vencer el cansancio y las debilidades mentales.

Atención Mental: Glándula pituitaria.

VIVEKÂSANA (Postura del Autocontrol)

Este es un ejercicio elemental del Paranayama. Permite repartir y equilibrar la energía activada por las asanas en todo el organismo. Fortalece los músculos del cuello.

Atención Mental: Ritmo respiratorio.

PADAHASTÂSANA (Postura de la cigüeña)

Mismos beneficios que pascimottanâsana. El corazón recibe descanso. Los órganos de la cabeza se benefician con gran cantidad de sangre. Aumenta la estatura y es apta en grado zumo para los órganos femeninos. Es excelente para hinchazones abdominales y molestias gástricas. Es benéfica para el sistema nervioso para la tiroides.

Atención Mental: Nuca.

 

 

¿Nos ayudas?

Tu apoyo es nuestro impulso

Puedes apoyarnos con una pequeña donación y ayudarnos así a seguir publicando contenidos en nuestro blog y Youtube

Síguenos en Youtube

Suscríbete ahora a nuestro canal

Recibe todas las semanas contenido en vídeo con consejos prácticos para mejorar tu salud física y emocional

error: Este contenido está protegido
Ir arriba