YOGA POSTURAS SEGUNDO GRUPO

ASANAS SEGUNDO GRUPO

ADVÂSANA (Relajamiento boca abajo)

Mediante la práctica del relajamiento, el estudiante es adiestrado para alcanzar un control de su cuerpo. El relajamiento debe ser consciente, es decir, el estudiante no debe sumirse en un estado de somnolencia, ni debe sugestionarse por las palabras del guía, tampoco es un estado de ensoñación en el cual la mente se deja llevar por la imaginación hacia estados paradisíacos, la mente debe encontrarse alerta y serenamente activa. Al estar el cuerpo relajado, la acción metabólica se reduce al mínimo. La respiración se vuele lenta y uniforme, el corazón trabaja serenamente, la sangre circula lentamente por las venas pues no hay excitaciones o trabajo manuales que requieran un mayor abastecimiento de sangre. El sistema nervioso en general, descansa totalmente y se recupera de los desgastes sufridos por la actividad, emociones, etc. Relajándose perfectamente durante 10 minutos se reciben los beneficios mayores que en una noche completa de sueño.

BHUJANGÂSANA (Postura de la cobra)

Aumenta la presión ínter abdominal y los 2 músculos del abdomen se encuentran completamente tensos. El tronco y el abdomen son regenerados como resultado de una abundante irrigación de sangre dirigida hacia el hueso dorsal y los nervios del parasimpático. Cada vértebra, ligamento y tendón están tensos y son puestos a trabajar. Es conveniente recordar que 31 pares de nervios se ramifican de la columna vertebral y que las 2 cuerdas principales del sistema parasimpático tienen su morada en cada lado del hueso dorsal, de esta manera resultará fácil llegar a componer los efectos de esta postura en todo el sistema nervioso. Los riñones reciben una abundante carga de sangre y muchas veces se llega a prevenir la formación de cálculos, mediante estas Âsana s toda la sangre de los riñones es expulsada, pero tan pronto como se vuelven a la posición original, una vigorosa corriente de sangre los llena al mismo tiempo que se corrige cualquier disturbio funcional. Si se sufre de trabajo excesivo de la tiroides, no se debe practicar esta Âsana . Desarrolla confianza en si mismo y ayuda a superar complejos de inferioridad. Provechosa para el corazón. Flexibiliza la espina dorsal y ayuda a eliminar los dolores ocasionados por exceso de trabajo. Aumenta el calor corporal y estimula el apetito. Particularmente útil para la mujer, en especial como tonificante de sus ovarios y útero. Disipa la amenorrea, dismenorrea, leucorrea y otros trastornos útero- ováricos.

Atención Mental: A lo largo de la columna vertebral.

SHALABÂSANA (Postura de la langosta)

Excelente para fortalecer los músculos abdominales. Da elasticidad a la columna vertebral, estimula las glándulas suprarrenales y tonifica los nervios simpáticos. Eficaz contra desarreglos intestinales, ovaritis, leucorrea, etc. Esta Âsana aumenta la fuerza corporal en general.

DHANURÂSANA (Postura del arco)

Eficaz contra los trastornos de las glándulas suprarrenales. Fortifica los nervios del sistema simpático y del plexo solar. Fortalece la columna vertebral, los músculos a los lados de la misma y los músculos abdominales, brazos y piernas. La persona que sufra de hipertiroidismo no debe practicar en exceso.

Atención Mental: Columna vertebral.

VAJRÂSANA (Postura del rayo)

Durante su práctica el organismo recibe relajamiento y magnetismo terrestre a través de la última vértebra coccígea. Facilita la digestión alivia molestias de gastritis. Elimina flatulencias. Fortalece los pies, tobillos, rodillas y piernas.

Estimula los órganos sexuales.

Atención Mental: Ritmo respiratorio.

SUPTAVAJRÂSANA (Variante de postura del rayo)

Excelente para practicar relajamiento. Da flexibilidad y resistencia a los músculos de las piernas. Beneficia los órganos sexuales. Es buena para la digestión.

Atención Mental: Plexo solar o corazón.

PARYANKÂSANA (La postura del sofá)

Suerte de los mismos efectos que suptavajrÂsana . Beneficia los riñones y refuerza la energía vital.

Atención Mental: Plexo solar o corazón.

GOKILÂSANA (Postura cerrada de contacto interno profundo)

Postura propicia para generar calor corporal.

Atención Mental: Base de la columna vertebral.

ARDHAPADMÂSANA (Postura del Medio Loto)

Âsana de meditación, genera un estado de armonía y equilibrio. Equilibra el sistema nervioso. Es benéfica para los órganos genitales, los riñones, las suprarrenales y el colon. Moviliza las articulaciones de las rodillas y caderas.

Atención Mental: Columna vertebral o el corazón.

PADMÂSANA (Postura del Loto)

Âsana clásica de meditación que genera armonía y equilibrio. Ayuda a eliminar el reumatismo. Fortalece los músculos de las piernas y en especial, de los muslos. Ayuda al mejor funcionamiento del corazón y la circulación sanguínea. Cura fiebres y enfermedades de la piel. Ayuda a vencer el cansancio y las debilidades mentales.

Atención Mental: Glándula pituitaria.

VIVEKÂSANA (Postura del autocontrol)

Este es un ejercicio elemental del Paranayama. Permite repartir y equilibrar la energía activada por las Âsanas en todo el organismo. Fortalece los músculos del cuello.

Atención Mental: Ritmo respiratorio.

PADAHASTÂSANA (Postura de la cigüeña)

Mismos beneficios que pascimottanâsana. El corazón recibe descanso. Los órganos de la cabeza se benefician con gran cantidad de sangre. Aumenta la estatura y es apta en grado sumo para los órganos femeninos. Es excelente para hinchazones abdominales y molestias gástricas. Es benéfica para el sistema nervioso para la tiroides.

Atención Mental: Nuca.

¿Nos ayudas?

Tu apoyo es nuestro impulso

Puedes apoyarnos con una pequeña donación y ayudarnos así a seguir publicando contenidos en nuestro blog y Youtube

Síguenos en Youtube

Suscríbete ahora a nuestro canal

Recibe todas las semanas contenido en vídeo con consejos prácticos para mejorar tu salud física y emocional

error: Este contenido está protegido
Ir arriba